A los periodistas muertos y desaparecidos  en labor en 2014

 

Un terrible síntoma de un tiempo en que los espacios reales y virtuales se han abierto,

Un tiempo en que los mensajes circulan con mayor rapidez y en más canales de interacción

Un momento en que los medios siguen monopolizados, pero donde las redes sociales han protagonizado historias con mayúsculas en fuego, en todo el mundo .

Sin embargo, es también el momento en que hemos visto, leído y sufrido de  la desaparición y muerte de periodistas y medios alternativos en todo el mundo.

Desgraciadamente México no sólo no se escapa, sino que aporta casos tristes, recurrentes e impunes, terrible zona de fragilidad para el oficio de informar.

Por todos ellos, y con un enorme respeto por su valiente trabajo

Un gran pésame  por esos grandes comunicadores.

© Betsabeé Romero