Elcultural.es   08/02/2010

La Fundación Santander trae a Madrid la Colección Daros

 


La sede de Boadilla del Monte acoge 70 obras de la colección de arte latinoamericano más importante del mundo

Paula Achiaga
Es una pieza de Gonzalo Díaz la que da título a esta exposición, Al calor del pensamiento, que muestra en la imponente sala de exposiciones de la Fundación Santander en Boadilla del Monte setenta piezas de 22 artistas de una de las colecciones de arte latinoamericano más importante del mundo. Con sede en Zurich, la Colección Daros Latinoamericana ha reunido en diez años, de la mano de su director, Hans Michel Herzog, más de 1.300 piezas de los 100 artistas más reconocidos en Latinoamérica. Entre los artistas, Carlos Amorales, José Damasceno, Vik Muniz, Liliana Porter y un largo etcétera que, efectivamente, resumen la plástica latinoamericana de los últimos años.

Ayate Car, de la mexicana Betsabé Romero, montada con acierto en la entrada de la muestra, a los pies de los tapices clásicos propiedad del Santander, da paso a una exposición con grandes momentos: la carrera de Humberto Vélez, en la que su propio padre, locutor deportivo, narra una irónica competición metáfora de la sociedad y del mundo del arte; el mapamundi de Vik Muniz construido con desechos informáticos; el hombre de cuerda en imposible equilibrio de José Damasceno; los espejos sobre los que exhalar el aliento de Oscar Muñoz; las puertas que comunican dos salas vacías y en penumbra de Leandro Erlich; las sillas deconstruidas y superpuestas de Doris Salcedo que hablan de violencia y muerte; el paraguas de madera de Los Carpinteros o el gran espacio dedicado a Carlos Amorales. Y arriba, bajo las pérgolas del jardín superior, el cantar de los pájaros en la pieza sonora de Oswaldo Macía

© Betsabeé Romero