Le Parisien del Hotel Nacional de la Habana 

Conocido en los círculos musicales como "el hombre piano", González fue una primera figura en la orquesta del famoso cabaret Tropicana durante los años 40 y 50 y del Parisien del Hotel nacional.
A pesar de ser una de las grandes figuras del piano popular en Cuba, solo grabó 2 discos solo,
Para Ruben González, el piano es un instrumento de ataque y la tradición cubana pensaba que tenía mucho que ver con el Jazz, el piano del son y el danzón  tiene el secreto en la clave cubana, un estilo de síncopa que sólo se puede aprender estando en Cuba,
Rubén González quien también dejo de tocar por más de 10 años, en los tiempos en que tocaba, era reclamado por diferentes orquestas y sitios a la vez, terminaba de tocar en el Sans Souci con un grupo para ir a tocar a otro lado, llegó a presentarse en 5 o 6 programas radiales diario, con la orquesta América, pero en la  tarde tocaba en los intermedios que presentaban los cines habaneros entre película y película con la orquesta de Pelé, después corría a CMQ a tocar en diversos programas de televisión. Y a las 11 PM estaba al frente del piano bar del Cabaret Parisien del Hotel Nacional en los años 54,55 y 56.s después se va a Venezuela con su familia hasta 62 y a su regreso se incorpora al a orquesta de Enrique Jorrín con el que estuvo más de 25 años.
 
"En mi época, el pianista no era un simple acompañante, sino el líder, el instrumento que hace el ritmo en la orquesta", dijo en una entrevista el músico, quien pese a que tenía aptitudes para convertirse en pianista clásico, prefirió apostar por ser una de las figuras legendarias de la música popular cubana, cuya sonoridad en el piano creó y estableció varios estilos por más de medio siglo.
 
Esquina 21 Y O, Vedado, Plaza Havana 10400
El Cabaret Parisien está situado al lado (izquierda) de la entrada principal del Hotel Nacional de Cuba
para  la inauguración de dicho Hotel Nacional, el 30 de diciembre de 1930, se concibió una fastuosa ceremonia efectuada en el salón principal del Ball-room, hoy Cabaret Parisién. Lo más selecto de la sociedad habanera- personalidades del gobierno y la oligarquía criolla, embajadores acreditados en el país, algunos elementos ligados a los negocios y otras figuras nacionales y extranjeras invitadas especialmente al singular evento- se dieron cita aquí aquella noche.
En la actualidad , el Hotel Nacional conserva un decadente encanto, era un lujoso hotel de los años treinta que acogió tanto a la crème de la crème como a mafiosos, gánsters y jugadores de todo pelo atraídos entre otras cosas, por su gran casino al más puro estilo de Las Vegas,
La primera orquesta que tuvo el Cabaret Parisién la dirigía el veterano trompetista Walfredo de los Reyes y en ella se destacaron: el saxo tenor Jesús Cauneda (“La Grulla”), el trompetista Jorge Varona después fundador del Irakere en 1973 y precisamente el gran pianista Rubén González. Como en todos los demás hoteles de la isla a partir de los 60s fueron cambiando los públicos, primero hubo un descenso del turismo internacional pero siempre siguió la tradición y el público de estos emblemáticos lugares con grandes músicos en acción.