El cielo al reves.

Centro Cultural España en México 

2006- 2007 

El cielo al revés.Esta exposición por un lado hace una revisión y selección de trabajos que desde 1997 he realizado en torno al tema migratorio y de frontera. y por otro, presenta 4 piezas inéditas sobre el tema.En torno a este tema mi reflexión a través de vehículos y neumáticos principalmente ha girado alrededor de la idea de la cultura como un fenómeno migratorio en si mismo,Especialmente en un momento donde los intercambios son tanto reales como simbólicos y en forma simultanea entre muchos puntos de la tierra.En América Latina las grandes culturas han sufrido múltiples colonizaciones que han pauperizado de tal manera la tierra y especialmente a sus antiguos propietarios que ahora han tenido que salir por hambre a buscar trabajo hacia el Norte,Nuestros pueblos y nuestras culturas dejaron de ser sedentarias hace mucho tiempo y ahora simultáneamente como las familias, viven en dos lugares, los pueblos del tercer mundo no han tenido mas remedio que salir corriendo hacia donde hay trabajo hacia donde hay alimento,México, Guatemala, el Salvador, Colombia, países que viven donde están los que las recuerdan, donde viven los que las llevan dentro y en todas las formas de repetir los sitios simbólicos de donde su mente vive.Por otro lado, en este momento político, todo parece tender al absurdo, las cosas siguen una ruta opuesta a lo que el ser humano hubiera pensado en un momento de desarrollo tecnológico y científico como el actual,Todo se fronteriza, y es porque los limites y las divisiones sociales van mas allá de los países ya las fronteras mas pesadas están al interior de los países mas pobres donde una minoría ha ejercido el poder de tal manera que ha podido dejar fuera de todo bienestar a la mayoría,La cultura fronteriza entra hasta a las localidades mas pequeñas porque el contacto con los que se fueron mezcla, diluye y reinterpreta lo que se porta y lo que se transporta en los infinitos ires y venires de palabras, recuerdos, regales, ahorros, penas y pesares.Pero lo peor es que al sur todos los países reproducen el esquema,Reproducimos y hasta multiplicamos las bardas, las espinas, los retenes, la corrupciónEl sur se multiplica,Las fronteras al sur son mas distantes,Son mas absurdas pues al parecer el conocer el sufrimiento que nos aplican los otros solo intensifica la necesidad de hacer sufrir a los que están mas abajo o simplemente mas al SURLas fronteras del sur son las mas tristes y las mas largas de recorrer,Son las mas duras de entender,Las mas crueles por estar hechas de espejosCristales que se rompen cuando nos miramos en una barda en donde solo hay reflejos de nosotros mismos,Desgraciadamente todos tenemos un sur.

© Betsabeé Romero