Ecos de Luz y Sombra

Casa de México en España - Madrid, España
01/10/18 - 15/12/18
DSC00170.jpg

Concepto

Descripción

 
 

Llantas con huellas en la cara
Con huecos en el cuerpo
Espejos del asfalto
Totems del desperdicio
Ruedas que pararon
Grabadas en el piso
Tatuadas en la cara
\memoria de mujeres
Memoria de caminos
Memoria de atropellos
Memoria de niños de brazos
De Niños viajando en en el regazo
Forzados a salir
a sobrevivir
A permancer en el limbo de una historia con examen de admisión en cada esquina
Tejidos en el caucho
Rodillos ancestrales
Con gubia, con tijera, con cuchillo
Impresas ,cicatrizadas para no olvidar
La matriz de la impresión ,
Siempre lista para servir,
Para volverse múltiple
De cada ojo que circula a su lado
De Un largo camino para llegar aquí
A recobrar la memoria
No los traeremos a la vida
Pero si a la luz
Si a la visibilidad
Si a la dignificación de su identidad
De su cultura
De su pasado
De sus familias que han crecido y hecho florecer éste lado de la frontera
Con su calor, con su cocina, con su canción y su amistad

Sombras tejidas con caucho, papel y espejo
Un mundo de sombras es un mundo sin color,
Si Dios codifica la luz
Toca recuperar el color de la penumbra,
De una Oscuridad rotunda y vasta
Tendremos que tatuar y dibujar las nuevas tramas
Reflejar la delgadez y la fragilidad
Del papel Y sus cálidos recortes
Delgado epitelio de la celebración
que trasmina su luz ,
hacia el asfalto hasta atravesar los muros
Para hacer renacer el otro lado de las sombras,
Inverosímiles Reflejos cálidos y coloridos ,

Vitrales transparentes e intangibles
De la memoria de sus entrañas siempre vivas
Trazos en espejos cóncavos y líquidos,
buzos y aviones hundidos y extraviados en superficies curvas
reflejos que se mueven y deforman,
Haciendo que vivan y construyan su peso y su volumen
Para que el espejo que cambiamos por El Oro
deje de ser ojo que vigila y nos castiga

Llantas que imprimen su memoria,
Que restauran la imagen de aquello que han atropellado,
Que emanan banderas que sangró el caucho desde su colonización,
flores que crecen y toman por asalto el concreto y sus balcones,
Que se yerguen rebeldes y afectuosas,
escalando hasta el ático de una noble arquitectura,
Con lazos floridos que iluminan lo que se unió a la sombra
de frondosas culturas de ese largo encuentro entre América y un Antiguo Continente

Noticias Relacionadas

1/1
 

© Betsabeé Romero