Sin pedestal y sin medalla

Plaza Dante, BIENALSUR, Buenos Aires, Argentina
23/06/19 - 30/11/19

Las esculturas también nacen

Y ésta instalación es un ejemplo

Los caballitos se gestaron

En la escuela de cerámica numero 1

Un espacio que fue cabelleriza

estudio de cine, casa de su iniciador

Pero desde hace muchos años, una gran escuela

Llena de piezas, pizarrones, dibujos, plantas e

historias que germinan

con la tierra que hornean y trabajan cada día

Los caballitos tienen impregnadas sus manos, sus risas

El nombre con el que los bautizaron

El tango que les cantaron

Las huellas de cada mañana

Y cada la tarde. De sus maestros

Y de los alumnos mas antiguos de la escuela

Estos caballos están hechos de barro

Acariciado por una escuela que esculpe sobre todo

Seres humanos

eso es lo que aprendieron los caballitos antes de salir

Del horno y de sus generosas manos

Y por eso son

Caballitos que nacieron para hacer equipo

y llegar muy lejos

Y aun entre periféricos y semaforos,

Pueden ir a rienda suelta y sin jinete.

Este vehículo heroico

Que ha sabido ser el acompañante mas digno

Mas dibujado y esculpido de la historia

Esta aquí sólo a la espera de historias con minúsculas

De Narrativas que no necesiten, ni de grandes líderes,

ni de guías universales para existir

Caballitos para No llevar la delantera

Para No puntear, ni sacar ventajas

Ni una cabeza, ni un hombro,

Son sólo para trayectos en la luna, en las estrellas

Para Historias de amistad, sin héroes ni medallas

Sin uniformes ni trofeos

Historias Frágiles, de tierra cocinada como la de ellos

Por manos que sepan recordar y jugar a fuego lento

y sin pedestal

Al Frente y en oposición a las Historias oficiales

Desde el territorio del transeúnte, desde un jardín

Desde la cotidianidad de los que solo jugamos

Juntos a ser personas

IMG_7751.jpg

Concepto

Descripción

 
 

Noticias Relacionadas

1/2
 

© Betsabeé Romero